Otitis, hongos y piojos

Los tres enemigos que acechan en las colonias de vacaciones

Otitis, hongos y piojos

Son las afecciones más comunes que suelen padecer los más pequeños durante los meses de verano, y si bien no son graves, pueden dejarlos fuera de la pileta por unos días. Cómo prevenir y qué hacer en caso de contagios.

No se trata de cuadros de gravedad, pero sí son de los más frecuentes en la temporada de verano y pueden dejar a los chicos afuera de la diversión de la pileta o la colonia por varios días.

Así, los padres que trabajan y tienen organizada la logística familiar con las actividades de los más chicos, pueden ver alterada la rutina a causa de estas afecciones propias de la época.

Hongos: Con la exposición al sol, a menudo se observan manchitas blancas, ocres o rosadas en espalda, pecho o brazos. “Pueden estar ocasionadas por levaduras del género Malassezia, que forman parte de la flora normal de la piel. Cuando el número de las mismas aumenta -situación que se ve favorecida por el calor y la humedad- aparecen las lesiones”, explicó el médico pediatra Néstor Abramovich, jefe de Departamento de Pediatría del Hospital de Clínicas.

Al exponerse al sol, éstas se hacen más evidentes y resaltan sobre la piel bronceada. El tratamiento, local o por vía oral curará las lesiones. La reaparición es muy frecuente, especialmente en los meses cálidos.

Otitis

  • Evitar la acumulación agua y la humedad colocando algodón apenas embebido en vaselina en el pabellón.
  • Controlar la contaminación del agua (piletas e hidromasajes).
  • Evitar maniobras de limpieza. Los depósitos de jabón pueden provocar dermatitis.
  • Tratar dermatitis previas.
  • Tener especial cuidado en personas diabéticas e inmunocomprometidas.
  • En los vuelos, se sugiere bostezar, masticar o cerrar la nariz con los dedos, cerrar la boca e intentar exhalar con fuerza (maniobra de Valsalva).
  • Se pueden utilizar instilaciones en la nariz con solución hipertónica de cloruro de sodio (agua y sal) durante todo el vuelo para mantenerla despejada.
  • En las actividades de buceo, al iniciar el descenso se indica realizar la maniobra de Valsalva para “compensar” los cambios de presión. Si persisten los síntomas se sugiere no continuar con el buceo en esa jornada y evaluar la posibilidad de consulta con el especialista.

 

Piojos. Un simple cálculo demuestra que si un chico tiene cinco parásitos hembras en la cabeza (una cifra bastante normal, más bien conservadora), en un mes tendrá 450 ejemplares entre huevos y piojos jóvenes o adultos. De todos ellos, 405 serán hembras, que continuarán reproduciéndose en una escala asombrosa. Hay dos formas de contagio, la más frecuente es la directa, donde el piojo pasa de cabeza a cabeza. Sin embargo, existe contagio de forma indirecta, a través del intercambio de objetos personales de un chico infectado con otro.

 

Toda la nota en http://tvcrecer.com/2018/otitis-hongos-piojos-los-tres-enemigos-acechan-las-colonias-vacaciones/



0810-6666-866

Otitis, hongos y piojos


Farmacias UOMAX
0810-6666-866    www.uomax.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne