El auge de los nutracéuticos

Todos los días consumimos alimentos que, además de nutrirnos y brindarnos placer, contienen sustancias beneficiosas para la salud. 

El auge de los nutracéuticos

ÁCIDOS OMEGA 3 DE PESCADO, ACEITE DE CHÍA, LECITINA DE SOJA Y ÁCIDO LINOLEICO CONJUGADO (CLA) SON LAS VEDETTES DE LOS PRODUCTOS NATURALES CON ACCIÓN TERAPÉUTICA, LLAMADOS NUTRACÉUTICOS.

Sus beneficios

Todos los días consumimos alimentos que, además de nutrirnos y brindarnos placer, contienen sustancias beneficiosas para la salud. Sin embargo, existen hábitos alimentarios que impiden su correcta incorporación. Es ahí en donde intervienen los nutracéuticos, que aportan los refuerzos adicionales, imprescindibles para prevenir ciertas enfermedades.

Los ácidos Omega 3 de pescado y de chía, la lecitina de soja y el ácido linoleico conjugado (CLA) sobresalen entre los nutracéuticos.

Dentro del grupo de los ácidos Omega 3, existen 2: el eicosapentaenoico (EPA) y el docosahexaenoico (DHA), derivados del aceite de pescado, con efectos beneficiosos para la salud. Colaboran en la prevención de la enfermedad cardiovascular, reducción de la presión arterial y disminución de triglicéridos. También poseen acción sobre el sistema inmune.

Las patologías cardiovasculares representan una de las principales causas de muerte en el mundo. Aunque el interés por estos ácidos grasos Omega ha crecido en los últimos años, en realidad la relación entre el consumo de pescado y el bajo riesgo cardiovascular comenzó a observarse hace más de cuatro décadas en la población esquimal de Groenlandia.

Más tarde, en el llamado "Estudio de los 7 países", con un seguimiento a lo largo de 20 años, se demostró que los hombres que ingerían 30 gramos de pescado por día reducían el riesgo por patologías coronarias en un 50 % si se los comparaba con otros voluntarios que no lo consumían.

El Omega 3 de chía presenta beneficios similares al del pescado. Por eso, es ideal para aquellos que no consumen este alimento (sea por alergia, rechazo, olor o sabor). Posee antioxidantes naturales que refuerzan el sistema inmunológico, previenen la enfermedad cardiovascular y retardan el envejecimiento. Su consumo evita la necesidad de recurrir a antioxidantes artificiales.

Francia es el único país donde existe la recomendación de Omega 3 para personas sanas de 120 mg para los hombres y 100 mg para las mujeres por día. Como estrategia de prevención, la dosis recomendada según la American HeartAssociation -Asociación Americana del Corazón- es de 1 gramo por día. Para el tratamiento de la hipertrigliceridemia, de 2 a 4 gramos.

La lecitina de soja es una mezcla compleja de fosfolípidos. Reduce el colesterol. También existe evidencia de que es beneficiosa para la memoria y las funciones cognitivas –porque interviene en la transmisión del impulso nervioso- y para la salud cardiovascular debido a su efecto en el transporte y metabolismo del colesterol.

Por otra parte, mejora la salud hepática porque protege las membranas del hepatocito y previene el depósito hepático de grasa. Además, según diversos estudios funciona como antiinflamatorio. La dosis diaria recomendada es de 550 mg para los hombres y 425 mg para las mujeres. Sin embargo, en trastornos neurológicos o psiquiátricos son del orden de varios gramos.

El ácido linoleico conjugado (CLA), en tanto, es un ácido graso poliinsaturado que pertenece a la serie Omega 6. Representa una opción para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso. Reduce el contenido de masa grasa y aumenta de manera relativa el de la masa magra. Funciona como una barrera contra la ganancia de peso. Posee actividad antioxidante, mejora los valores de colesterol y de triglicéridos. El CLA se encuentra en la manteca, la leche, el queso, la carne de vaca. Su consumo diario en una persona que ingiere alimentos no enriquecidos es de sólo 150 mg/día (19% de lo recomendado). Existen hábitos que impiden la incorporación de CLA con la ingesta. La reducción del consumo de carne vacuna, la preferencia por los aceites vegetales, la alimentación baja en grasas, la reducción de la ingesta de leche, quesos, yogures, manteca y el vegetarianismo. Ese fenómeno vuelve importante la suplementación dietaria con CLA, ya sea en sobres unidosis, cápsulas o polvo.

La Dra. Mónica Katz es médica especialista en Nutrición y docente de la Universidad Favaloro.



0810-6666-866

El auge de los nutracéuticos


Farmacias UOMAX
0810-6666-866    www.uomax.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne